El modelo de intervención de la Dra. Consuelo Amado

38._modelo_de_intervención.jpg

Para armonizar todos los sistemas del cuerpo no solo basta con ponerse en manos de una excelente profesional médica, pues el paciente tiene una gran cuota de responsabilidad en su proceso de mejoramiento.

 

La aceptación de las particularidades de nuestro cuerpo es el punto de partida para realizar un tratamiento osteopático con la doctora Consuelo Amado. Al identificar estas características, el paciente inicia un trabajo de conciencia para mejorar algunos hábitos que van desde la realización de estiramientos hasta tomar una mejor postura corporal.

El trabajo de la doctora Consuelo consiste en romper un arco reflejo patógeno para restaurar la fisiología o funcionamiento del organismo. El proceso se lleva a cabo mediante un tratamiento global que incluye las siguientes fases.

Durante el primer encuentro con la doctora, se realiza una valoración del modo en que camina el paciente (marcha), lo cual brinda información valiosa acerca de su estado físico y emocional; y se examina la postura del cuerpo desde diversos ángulos, para identificar la existencia de vicios de postura y una posible lesión osteopática.

 

El examen físico incluye, además, una escucha general, un procedimiento que permite identificar hacia dónde se inclina el cuerpo cuando está de pie y sentado, e indica dónde pueden estar las principales disfunciones osteopáticas. También se realiza un test de movilidad pasiva y activa, y una valoración de los músculos, las irregularidades de los huesos, las articulaciones, la piel y la condición neurológica del paciente.

 

Por último y, de acuerdo con este examen exhaustivo, se realiza un diagnóstico de la disfunción osteopática y se propone un tratamiento personalizado, que busca llevar al paciente al mayor estado de bienestar posible.