Tratamientos para sentirme mejor

Ozonoterapia

 

Esta técnica consiste en la inyección de ozono, una sustancia que proviene del oxígeno y que ha demostrado actividad antioxidante. Entre sus beneficios se destaca que modula el sistema inmunológico, regula el metabolismo y puede generar un alivio inmediato de los síntomas, especialmente del dolor.

13-MTC-Ozonoterapia2.jpg

El resultado del ozono no solo es mecánico, también actúa como un neurotransmisor y tiene efectos antitóxicos, analgésicos y antimicrobianos.

El ozono se difunde en zonas de baja resistencia, como la hipodermis o el tejido celular subcutáneo y fascias donde contribuye con la separación momentánea de las estructuras.

 

La difusión de gas no solo se hace horizontalmente, sino también verticalmente, con lo cual se alcanzan niveles profundos y puede impactar en el funcionamiento de los órganos internos.

Plasma rico en plaquetas (PRP)

 

Este es un procedimiento seguro y libre de efectos secundarios en el cual se utiliza el plasma que proviene del mismo paciente, aplicándolo en puntos estratégicos del cuerpo. Se trata de una combinación terapéutica entre una técnica de medicina moderna (el plasma rico en plaquetas) y un arte de la Medicina China (la acupuntura).

La inyección de plasma rico en plaquetas o PRP previene, trata y rehabilita diversas patologías, al tiempo que potencializa algunas de las funcionalidades del cuerpo.

14-MTC-Plasma Rico en Plaquetas (PRP).jp

Cada punto de acupuntura tiene su propia personalidad y, en ese sentido, si se aplica PRP en una zona se obtiene una sinergia en un órgano específico, de modo que la técnica entrega resultados locales y a distancia, por lo que su efecto terapéutico se potencia.

 

Esta terapia tonifica la energía natal o yin esencia, gracias a los factores de crecimiento que tienen las plaquetas. Así, el PRP moviliza la sangre, rompe estancamientos que son los causantes de muchas patologías, fortalece las defensas, relaja los tendones, contribuye a controlar alergias. Además, es ampliamente conocido por sus efectos cosméticos, ya que nutre la piel y compacta los tejidos.

 

Este tratamiento es utilizado para combatir enfermedades crónico-degenerativas, es decir, aquellas que incluyen el estancamiento sanguíneo y las alteraciones de la microcirculación, tales como la diabetes mellitus, la insuficiencia coronaria, enfermedades vasculares del sistema nervioso central, dismenorrea, endometriosis, cáncer, deterioro prematuro de tejidos como la piel, la rigidez muscular y la parálisis cerebral infantil, entre otras.