Medicina Integrativa

med-integrativa.png

Este es el nombre que le otorgamos a la interlocución entre diferentes saberes y prácticas médicas con el objetivo de encontrar el mejor tratamiento posible para un paciente.

Estamos acostumbrados a una medicina que aborda el cuerpo por partes, y no de manera integral. Es momento de ver al ser humano con unas gafas distintas.

¿Cómo funciona este modelo?: cuando comenzamos un proceso con un paciente, desarrollamos una evaluación y un diagnóstico que nos permiten hallar la raíz de las dolencias o desequilibrios de salud que experimenta. Es entonces cuando elaboramos un plan de acción en el que ponemos en práctica los principios de la medicina integrativa.


Esto significa que usamos diferentes terapias dependiendo de las necesidades del paciente. Combinamos, por ejemplo, fitoterapia, nutracéutica, Medicina Funcional, terapia neural, sueroterapia, además de las múltiples terapias de la Medicina China, como acupuntura, moxibustión, ventosas, entre otras.


La integración también está presente cuando los pacientes requieren el acompañamiento desde otras especialidades médicas. Es entonces cuando realizamos interconsultas con otras colegas, como el caso de mi compañera del consultorio, la doctora Diana Morales, con quien abordamos los casos de medicina interna y geriatría.